"lo que ahora importa"

Por Miriam Victoria  Presidenta de la Asociación Moda Catalunya y Baleares
 
Nos encontramos en un momento histórico fuera de todo pronóstico. No hay que esconder que la situación económica del país no era buena antes del COVID19, pues ya existían cientos de empresas del sector en lo que se denomina «quiebra técnica» y ese es el motivo por el cual tres meses de parón ha significado un punto y final para muchas de ellas , otras tantas han estirado su agonía con ayudas o préstamos y muy a pesar de ello
lamentáblemente no logren sobrevivir a los próximos meses.
Efectivamente, la industria de la moda, como muchas otras industrias, ha solicitado ampliar las líneas de liquidez del ICO, aumentando los plazos de devolución y estableciendo un periodo de carencia que se ajuste a las necesidades particulares del sector , así como la incorporación paulatina según se reactive el mercado de los empleados que han tenido que pasar a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs).
En los próximos meses todo tipo de ayudas y seguros de crédito deberán seguir siendo necesarias, pues las ventas se presentan complicadas y el mercado no se va a recuperar de un día para otro.
Actualmente las organizaciones empresariales de la industria de la moda y las centrales sindicales están trabajando para reactivar la economía y regenerar el empleo dentro del sector tras el impacto de la pandemia del Covid-19. Todas las asociaciones que conozco,
incluida la nuestra Asociación Moda Catalunya y Baleares, se unen a la necesidad de trabajar con esfuerzos comunes para lograr los objetivos. Ejemplo de ello son la Confederación ModaEspaña (Fedecon, AEGP, Asefma, ACME, Acotex, SFA, Regalo FAMA, AEDM, Asirtex y AMSE), las del Consejo Intertextil (Ateval y Texfor), así como FICE y Avecal, Acexpiel, Asemavi, las organizaciones sindicales Industria-CCOO y UGT-FICA y Gremio de Fabricantes de Marroquinería de Catalunya.
Esta situación además también nos ha llevado a pensar cuáles son exactamente las cosas
que se han ido haciendo mal y que han ido perjudicando el sector de la moda en estos últimos años. Al fin y al cabo los hábitos son siempre lo que marca el resultado y no es discutible que los hábitos en el mundo de la moda y su consumo cada vez han sido más perjudiciales y se han convertido en un bomerang que en los tiempos difíciles se vuelve contra nosotros.
No me extraña que la editora en jefe de la revista Vogue y directora creativa de Condé Nast, Anna Wintour, en su reciente y última entrevista televisada el medio estadounidense especializado en finanzas CNBC, hiciera manifestaciones como:
«Creo que realmente está poniendo en pausa a la industria. (…) Creo que todo el mundo
está replanteándose lo que representa el mundo de la moda, lo que significa y lo que debería ser». Anna Wintour también habló de las recientes quiebras declaradas por la cadena de
grandes almacenes de lujo Neiman Marcus y J.C. Penney. (almacenes que ya se encontraban en precario estado económico meses antes de la pandemia).

En contrapartida explicó que Vogue y el Consejo de Diseñadores de Moda de EE.UU. (CFDA) se han asociado con Amazon para lanzar un escaparate virtual centrado en el trabajo de pequeños y medianos diseñadores. Esta es una segunda iniciativa pues la prestigiosa revista y la CFDA ya habían puesto en marcha » A Common Thread», un plan de subvenciones para los que estuvieron sufriendo económicamente durante la pandemia.
Sin duda y sin olvidar el difícil panorama actual, debemos de aprender algo de todo esto y tomar conciencia de que un cambio del comportamiento consumista en la industria de la moda es necesario.

Estos últimos años la aparición del Low cost en el mundo de la Moda a ido lentamente desvirtuando el concepto de «exclusivo» y cuando me refiero a exclusivo no lo hago sólo en términos económicos, si no por concepto, concepto de «único» de darle valor a las prendas y complementos que compramos, de apreciarlas y de entender que todo lo que se aprecia debe de ser cuidado. Las marcas ya están apostando por la sostenibilidad , de hecho muchas personas han tomado conciencia de ello y también lo hacen aunque
muchas veces sin entender la amplitud del significado de la palabra «sostenibilidad».
Ser sostenible no es solo utilizar prendas que hayan sido producidas con materiales o mano de obra de forma sostenible, ser sostenible también implica valorar lo que tienes y no comprar por comprar. Comprar por cambiar aunque vayas a peor. Comprar porque es barato.
 
 
Sinceramente creo que de ahora hacía adelante debemos de vivir la moda como algo que nos hace únicos y distintos al resto, como una señal de identidad y consecuentemente, ya que todos pretendemos y somos personas con sello propio, debemos cuidar, seleccionar y respetar la moda, dando el valor justo a las prendas que vamos a comprar , apostando por la calidad por encima de la cantidad, por la durabilidad por encima de lo efímero, valorando el esfuerzo que hacen los diseñadores , modistos y trabajadores del sector textil cada temporada para ofrecer al consumidor buenos diseños para que todos nos sintamos atractivos y seguros.
 
 
«Creo que como en todas las crisis y contratiempos económicos se nos presenta una oportunidad para frenar y bajar el volumen de producción y de verdad hacer que el mundo se enamore de la creatividad, la sostenibilidad y la verdadera pasión por la moda»
 Miriam Victoria 
 @miriamvictori
Presidenta de la Asociación Moda Catalunya y Baleares

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico, mejorando de esta forma la experiencia del usuario.  Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.

Si continúa con la navegación, consideramos que acepta este uso. Más Información

Suscríbete a Spanish Arab Magazine

Recibe todas las noticias destacadas de la revista de moda.